¿Me pueden felicitar en el Día Internacional de la Mujer?

Inicio / Diversidad / ¿Me pueden felicitar en el Día Internacional de la Mujer?
Las celebraciones son subjetivas, dependen de quien las mire.

El viernes 8 de marzo de 2019, Elena mi clienta de las cinco de la tarde, entró a mi despacho con el rostro desencajado. Sin saludarme me preguntó, ¿me pueden felicitar en el día internacional de la mujer? Y a continuación me comentó que, no entendía porqué se sentía “encendida por la rabia”.

Agregó: ¿qué he hecho para ser mujer? ¿mis padres han elegido de forma deliberada mi sexo?. Continuó: en cuanto recibí el primer mensaje de whatsapp a primera hora de la mañana, me puse furiosa. Como aún seguía de pie, la invité a sentarse. Lo hizo lentamente, se quitó el abrigo y me miró fijamente a los ojos diciendo: ¡no me entiendo!

Vamos a explorar un poco lo que te pasa, le dije. ¿Qué es lo que te ha hecho sentirte tan furiosa? Me mostró la pantalla de su móvil, y me comentó: un amigo me mandó este mensaje a primera hora de la mañana: “Feliz día de la mujer”, ¡Mira los emoticones de besos y rosas!. A lo largo del día, he recibido otras felicitaciones, todas de amigos. Me pregunto: ¿qué gano con ser mujer? Llevo muchos años trabajando para tener un buen trabajo y aún no lo he conseguido. Tengo un contrato de trabajo que termina en un año, ¿qué será de mi después? Soy mayor de 45 años y no tengo ninguna garantía para conseguir otro empleo.

Y continuó: hay muchos estereotipos que tienen que ver con la apariencia de una mujer. En mi caso, siempre me han dicho que soy muy atractiva y eso, no me ha servido absolutamente de nada. Todos mis estudios y mis trabajos me los he ganado a pulso, nadie me ha regalado nada. En el fondo lo que me molesta es que me feliciten por una condición que yo no he escogido y que no me ha aportado ningún beneficio.

¿Cuándo crees qué se debe felicitar a alguien?, – le pregunté. Elena, con mucha seguridad dijo: se debe felicitar a una persona cuando le sucede algo genial”. Ser mujer, es algo genial de la misma manera que ser hombre es algo genial porque formamos parte de la especie humana. ¿Por qué no existe el Día Internacional del Hombre?

Elena, se quedó estupefacta cuando le comenté que el 19 de noviembre, se celebra el Día Internacional del Hombre. Según la Wilkipedia, este día fue establecido por Thomas Oaster, profesor de la Universidad de Missouri Kansas en el año de 1992. En el año de 1999,  se empezó a celebrar a nivel internacional. Según Ingeborg Breines, directora del Programa de Mujeres y Cultura de Paz de la UNESCO, el principal motivo para celebrar este día fue establecer el equilibrio entre sexos.

Elena, continuó: me parece genial ser hombre y ser mujer y sería mejor si existiese un día internacional para celebrar el día del ser humano. Es evidente, que las dos celebraciones, no son iguales porque se le da mucho más peso al día internacional de la mujer.

El problema me dijo Elena, es que todavía no existe igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres y yo pienso que aún no podemos celebrar nada. El día en el que exista la igualdad desaparecerá esta celebración.

La sensación que vivió Elena, no es un caso aislado. En el 2017 Alana Moceri, analista de Relaciones Internacionales, se hizo el mismo planteamiento. En su artículo: Don´t Wish Me A Happy International Women’s Day manifestaba su irritación porque la felicitaban en un día que ni era su cumpleaños, ni era año nuevo.

En mi caso, me sentí confundida con el mensaje de un amigo que decía: “Espero que en este día tan especial recibas un ramo de flores”.  ¡Lo cierto es que en España no es habitual que se regalen flores, al menos en Madrid!

Pienso que, el día internacional de la mujer, es como el día del padre o de la madre en el que algunos nos sentimos obligados a felicitar a nuestros progenitores o bien, disfrutamos haciéndolo. En otras palabras, aprovechamos estas fechas elegidas por otros, como el día de nuestro santo en la religión católica, para expresar nuestro cariño a otras personas. ¡Las cosas se sacan de quicio cuando nos dejamos llevar por los extremos!

Por su parte, Eva Álvarez de Eulate, colaboradora de Transculturality, Experta en Diversidad y Educación, apunta: hasta ahora no me molesta que me feliciten. Más bien me gusta. Me siento orgullosa de todo lo que he conseguido como mujer porque cuando empecé a trabajar, era un mundo organizado en su mayoría por hombres. Y he sufrido, creo, una discriminación de género, quizás por dar la imagen de que me gustaba siempre la moda y la ropa original. Algunas personas no supieron ver lo que podía llegar a construir.

¿Cómo debes reaccionar si te felicitan durante este día?

Después de sopesar los pros y los contras con Elena, elaboramos un listado de acciones que puedes realizar para convertir una “felicitación no deseada ni solicitada” en algo positivo:

  1. Piensa que la persona que te felicita lo hace porque uno de estos motivos: a) quiere hacerte sentir bien; b) desconoce el protocolo de tu país. En algunos países es aceptado felicitarte en este día y en otros no está bien visto.  c) es una persona que simplemente sigue un protocolo de actuación; c) es un motivo para contactar contigo; d) desconoce que su felicitación te puede molestar.
  2. Si te molesta esta felicitación propón una conversación en persona para comentar tus sentimientos y necesidades y las de la persona que te felicitó, siempre y cuando el respeto a la diversidad de opiniones, sea el valor que tenga mayor jerarquía.
  3. Toma en cuenta la parte positiva de esta fecha cuyo objetivo es celebrar todo lo que se ha conseguido hasta ahora en materia de igualdad entre hombres y mujeres, derechos humanos de las mujeres y,  asimismo, promueve acciones para seguir luchando por los derechos que aún no se han conseguido. En este sentido, la abogada portuguesa Sandra Rodríguez apunta, “hay algunas mujeres machistas que no quieren compartir tareas y hacerlo todo, y en este sentido, considero que hay una ingratitud hacia las mujeres que han sufrido e incluso han muerto para darnos la posibilidad de tener derechos”
  4. Y por último: respetemos las diferentes maneras de celebrar este día: bien sea con flores, con huelgas, o con manifestaciones públicas, etc.

De mi parte, me siento agradecida por las felicitaciones que he recibido y espero poder felicitar en el Día Internacional del Hombre, de la misma manera, a mi amigo que me deseó un feliz día de la mujer con el deseo de que yo recibiera un ramo de flores.

RECORDEMOS QUE:

“Lo que hacemos a nivel individual también suma”. Alana Moceri

Mercedes Valladares Pineda

Psicóloga Experta en Coaching TransCultural 

 

WhatsApp chat