¿Por qué los españoles hablan tan alto?

Inicio / Blog / ¿Por qué los españoles hablan tan alto?

¿Por qué los españoles hablan tan alto?

En las sociedades modernas la contaminación acústica y la contaminación sonora -que es el ruido que se emite en una zona o en una ciudad- es muy alta y tiene como consecuencia la alteración de las condiciones normales del ambiente. Por ello, para comunicarnos con nuestro entorno tenemos que utilizar un tono de voz más alto.

En el año 2017 Madrid fue considerada la sexta ciudad más ruidosa del mundo, después de Bombay, Calcuta, El Cairo, Nueva Delhi y Tokio. Sin embargo, uno de los aspectos que siempre han llamado la atención de los españoles es que hablan con un tono de voz más alto en comparación de otros países. De hecho, algunos latinoamericanos lo interpretan como autoritario y dominante.

Según el país de procedencia de las personas que vienen a España, les surge la siguiente pregunta: ¿Por qué los españoles hablan tan alto?

A lo largo de los años se han ido desarrollando algunas razones históricas que han intentado dar respuesta a este misterio:

La primera, sugiere que a los españoles les gusta ser escuchados porque están orgullosos de su voz aguda y les gusta hacer sentir su presencia.

La segunda, apunta que los españoles levantan la voz porque antes las familias eran muy numerosas y para ser escuchados, tenían que gritar. De lo contrario, algunos de sus miembros podían caer en el olvido.

Y la tercera, se basa en un poema de Felipe de León en el que explica que se debe a un viejo defecto de raza que es incurable. La historia relata que los españoles para ser escuchados han tenido que gritar en tres ocasiones hasta el punto que su garganta se rompió en pedazos.

1. En la época de la conquista de América. Cuando los conquistadores descubrieron América, al fijar la vista en la nueva tierra, los viajeros gritaron: “tierra, tierra, tierra” por encima del sonido del océano para comprobar si había habitantes.

2. Es una herencia de Don Quijote. Cuando este gritó al viento: “justicia, justicia, justicia”.

3. Durante la guerra civil. En 1936, al estallar la Guerra Civil los vigilantes de Madrid trataron de advertir al mundo gritando: “el lobo viene, el lobo viene, el lobo viene” y solo consiguieron ser ignorados.

Otras de las razones por las que se habla en un tono de voz alto en España y que está directamente relacionado con la cultura y el estilo de vida son las siguientes:

1. A los españoles les gusta disfrutar del momento presente, comunicarse y compartir. En algunos sitios, a partir de las once de la noche, el volumen de la música es muy alto y es imposible comunicarse hablando, para hacerlo es necesario gritar.

2. Los españoles pueden llegar a expresar sus emociones en público, no se cortan en subir el tono de voz cuando quieren reafirmar una idea.

3. Los españoles cuando están en grupo hablan al mismo tiempo. La necesidad de expresar las ideas de los participantes en un grupo hace que no se siga una secuencia lineal y que hablen todos al mismo tiempo. Como es lógico, aumenta el tono de voz grupal.

Para concluir, te sugerimos que antes de interactuar con españoles, tomes en cuenta los siguientes puntos:

1. Es habitual hablar en un tono y timbre de voz alto y utilizar palabras imperativas.

2. Si te hablan en un tono de voz alto, no lo consideres como algo personal, no te están insultando.

3. Procura modular tu tono de voz de acuerdo al entorno en que te encuentres: trabajo, discoteca, bar, etc.

Comprender el contexto social y cultural en el que nos desenvolvemos es muy importante para modular nuestro timbre y tono de voz y ralentizar o acelerar nuestro discurso.

Si estamos con extranjeros, un acto de cortesía es evitar que el oyente que no está familiarizado con un idioma o un acento se sienta incómodo. Esto no requiere un esfuerzo especial: con un poco de empatía podemos hacer sentir bien a las personas de una cultura diferente a la nuestra.

Mercedes Valladares Pineda
Psicóloga Experta en Coaching Transcultural

Mercedes Valladares Pineda, trabaja en Madrid de forma presencial. Y a través de plataformas on line, a nivel internacional. Facilita procesos de coaching personal, de negocios y formación a medida “one to one” y para empresas. Utiliza la cultura y la psicología como dos herramientas que se retroalimentan mutuamente. Por ello, facilita procesos a personas que quieran adaptarse a diferentes culturas, aumentar su autoestima cultural y aprender a gestionar la ansiedad y el estrés cultural. Asimismo, ayuda a parejas mixtas a superar las barreras culturales que les dificultan su comunicación. Ha creado su propio modelo de trabajo inspirado en la Psicología Humanista y el respeto a los Derechos Humanos. Trabaja con expatriados, cooperantes internacionales, organismos internacionales, ONG, escuelas de negocios, universidades, diplomáticos, cónyuges de diplomáticos y familias de expatriados que necesitan orientación en una nueva cultura.

WhatsApp chat