¿Te atreves a volar entre culturas?

Inicio / Blog / ¿Te atreves a volar entre culturas?

El ambiente no puede ser mejor, estamos en la Cafetería Sicilioso, en el Barrio de Salamanca en Madrid y disfrutamos de una excelente compañía. Elena Martínez del Hoyo Vázquez, autora del libro: “Te atreves a volar”, inunda el local con energía y optimismo. No cabe duda de que está dispuesta a responder a mis preguntas. Y es que, estamos a las puertas de la presentación de su libro en Madrid.

TransCulturality: Hola Elena, muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación de la que nos sentimos muy honrados. Te vamos a hacer una pregunta quizás extraña para ti pero muy natural para el entorno donde nos movemos como organización transcultural, ¿Qué es para ti la transculturalidad?

Elena: Hola TransCulturality, ¡Encantada de estar con vosotros! Lleváis razón, es un término que no había interiorizado hasta que vosotros me contactasteis. Partiendo del concepto de transculturalidad, pienso que las etiquetas marcan nuestro punto de inicio y son un reflejo de lo que ocurre dentro de cada uno de nosotros. Si una persona no acepta a personas de diferentes culturas, bien porque tiene un complejo de superioridad o bien de inferioridad, es porque interiormente le pasa algo, tiene un problema y/o una dificultad para relacionarse y conectarse adecuadamente. Si no te aceptas y te amas a ti mismo, no puedes aceptar y amar a los demás. Una persona tiene que tener un buen equilibrio interior. “El cerebro no sabe hacer lo que no aprendió”.

TransCulturality: Elena, me ha encantado la manera en la que te defines, ¿qué significa para ti ser “una coach del equilibro”? ¿es un término que tú has creado?

Elena: Si, es un término que yo he acuñado. El trabajo de un coach consiste en poner espejos para que sus clientes se miren y, a través de estos, crezcan haciendo un recorrido usando varias herramientas. Cuando hablo de un coach del equilibrio quiero decir que el objetivo de éste es conectar el cerebro y el corazón de las personas. Porque, por lo general, estamos desajustados. Muchas personas están en el rol de víctima o de reactividad, en ambos casos, la cámara está hacia fuera de nosotros. Hazte esta pregunta: ¿Por qué en el mismo país con las mismas circunstancias algunas personas están creciendo y otras se quedan rezagadas?. ¿Cuáles son las diferencias? Cuando rascas un poco te das cuenta que las personas que no crecen están desequilibradas interiormente.

TransCulturality: La metodología CoEquipo utiliza dos poderosas herramientas: el coaching y el trabajo en equipo. ¿De qué manera esta metodología puede ayudar a equipos compuestos por personas de diferentes culturas?

Elena: Nuestra metodología es una herramienta que procede de la neurociencia y tiene la ventaja de que es muy fácil de entender por personas de todas partes del mundo ya que la neurociencia es -valga la redundancia- una ciencia universal. Para puntualizar un poco más, esta metodología puede utilizarse con personas de diferentes culturas porque nosotros “tratamos de hacer lo difícil fácil”. Estoy hablando en el sentido más amplio de la palabra, no solo me refiero a culturas de países o a nacionalidades distintas, sino a clases sociales, nivel económico y cultural, profesión, entorno laboral, etc.

TransCulturality: Elena, cuéntame un poco más sobre tu modelo de trabajo.

Elena: Nosotros utilizamos el modelo de los cuadrantes cerebrales desarrollado por el Dr. Ned Herrmman que aporta un sistema de medición general para que una persona se ponga un espejo y vea cuál es su esencia cerebral dominante.

Es importante resaltar que Herrmman se basó en modelos que ya existían como el de Sperry (hemisferio izquierdo y hemisferio derecho) y el de McLean (cerebro cortical y límbico). Su contribución consiste en combinar ambos modelos para entender el comportamiento humano según la dominancia cerebral de cada persona.

Pero, es la Dra. Jill Bolte Taylor quien nos enseña a elegir desde dónde queremos vivir la vida –¿desde la parte límbica o la cortical?- Gracias a las investigaciones de Bolte hemos aprendido que es posible decidir si queremos estar en un hemisferio o en el otro.

A partir de estas aportaciones científicas CoEquipo desarrolla una metodología fácil y visual para que las personas aprendan a utilizar todos sus cuadrantes cerebrales.

En CoEquipo percibimos el cerebro de las personas como un todo con independencia de la cultura a la que pertenezcan. De acuerdo con esto, pensamos que debemos utilizar los dos hemisferios del cerebro para poder potenciar los talentos de las personas sin que importe su nacionalidad.

TransCulturality: ¡Háblame un poco más de los cuadrantes!

Elena: El cerebro se divide en cuatro cuadrantes y lo que hacemos es comprobar a qué cuadrante le damos más prioridad para desenvolvernos en nuestro entorno. Según el cuadrante que predomine en ti, percibes el mundo de determinada manera. Cuando eres consciente de dónde estás tienes más posibilidades para equilibrar tus cuadrantes y obtener lo mejor de ti.

Para que lo entiendas a continuación te los explico utilizando los colores que son universales y aunque el significado de cada uno de ellos puede variar en diferentes países, se puede adaptar y entender con facilidad:

AZUL y VERDE (Parte izquierda): El azul está en la parte alta frontal izquierda y el verde en la parte baja frontal izquierda.

AMARILLO Y ROJO (Parte Derecha): El amarillo está en la parte superior derecha y el rojo, está en la parte inferior derecha.

Recapitulando, el azul y el amarillo son la parte cortical del cerebro y el verde y el rojo son la parte límbica. Es decir que, nosotros en lugar de hablar de hemisferio derecho y hemisferio izquierdo, hablamos de cerebro cortical y de cerebro límbico. Te pongo un ejemplo, aunque tú utilices más el hemisferio izquierdo, no es lo mismo que seas cortical izquierda o límbica izquierda. Y si por ejemplo otra persona, utiliza más la parte verde y la parte roja, “siente antes que piensa”. Y si utiliza, más la azul y la amarilla, “piensa antes que siente”.

TransCulturality: ¿Qué significa cada color: el azul, el verde, el amarillo y el rojo?

Elena: La parte azul es la zona de nuestra capacidad racional y analítica, tenemos el campo numérico, y los datos escritos. Muchos científicos utilizan el cortical azul para desenvolverse a diario. La consecuencia es que se aíslan del mundo y pueden pasar horas en su habitación y perder la capacidad de conexión con las personas y el entorno.

En la parte verde está la capacidad de organizar, de estructurar y de negociar, puedes mirar -en perspectiva y desde varias perspectivas- esta visión, es necesaria para realizar una buena negociación. Las personas que utilizan este cuadrante tienen la capacidad de planificar hasta los más mínimos detalles.

TransCulturality: Si atendemos a algunos de los paradigmas que aún están vigentes sobre el comportamiento de las personas de diferentes culturas ¿podríamos incluir a los alemanes en estos dos cuadrantes?.

Elena: ¡Así es! Los uniformes de la policía alemana son impolutos y están perfectamente coordinados y combinados.

TransCulturality: ¡Vamos con la parte amarilla!

Elena: En está zona está nuestra capacidad de soñar, de proyectar, de generar ideas. Estos conocimientos son fundamentales para las empresas que quieren mantenerse en la cima reinventándose de forma constante por medio del surgimiento de nuevas ideas.

Yo visualizo a la empresa como una persona, dado que una persona tiene que estar en constante cambio y solo cuando tú cambias, puedes cambiar tu empresa.

TransCulturality: ¿Cómo utilizarías el amarillo en las culturas que tienen valores individualistas? Es decir, aquellas en las que se piensa que la vida de una persona pertenece a sí misma y se valora la independencia y la autosuficiencia.

Elena: Este aprendizaje es vital porque en las culturas con valores individualistas cuando las personas trabajan en grupo, se dividen las tareas y cada uno desarrolla una parte de forma independiente y el resultado es la suma del trabajo de todos. En estos casos, es conveniente aprender a trabajar en equipo porque de esta manera, se generan ideas de forma colectiva y los resultados son realmente novedosos. Hablamos de varias mentes trabajando para un mismo fin.

TransCulturality: ¡Vamos con el cuadrante rojo!

Elena: aquí está la capacidad de hacer conexión por medio de los cinco sentidos, es la zona de la emotividad, allí se encuentra la percepción de los detalles y la estética.

Debajo de los hemisferios está el cerebro límbico y allí, está ubicado el inconsciente donde está alojado el campo emocional que no podemos controlar.

Nosotros nacemos preparados para conectar con nuestros padres biológicos. Si en el inicio de tu vida tu madre cubre tus necesidades fisiológicas y emocionales te sientes amado. Y desde el rojo, conectas con el aquí y el ahora (presente).

Dependiendo desde dónde te coloques, te posicionas en el mundo. Por eso, es importante aprender a colocarse en los 4 colores. Si no usas el rojo y te colocas allí un momento, tienes la posibilidad de entender el mundo de otra manera porque desde el respeto todo te resulta más fácil.

 TransCulturality: Elena: ¿Crees qué en algunas culturas se procesa la información en un cuadrante cerebral específico?

Elena: Bueno, me remito a los resultados, ¡ya está todo escrito! En algunas culturas se potencia más el uso de algunos cuadrantes por encima de otros, así como el predominio de un hemisferio sobre el otro. En los países anglosajones como Estados Unidos e Inglaterra, se utiliza la parte proyectiva amarilla y por consiguiente, las personas desarrollan más su creatividad. En Francia, en cambio son más reflexivos y analíticos, porque utilizan más la parte azul.

TransCulturality: ¿Por qué crees que en España es tan difícil aprender otros idiomas?

Elena: en los países desarrollados, el sistema de enseñanza se creó en las escuelas porque era la única manera de que nuestros hijos aprendieran. Por ello, la enseñanza en España es un sistema reglado diseñado desde la parte azul y verde, y no es factible aprender un idioma solo desde estos dos cuadrantes.

En la actualidad, la enseñanza ha cambiado mucho porque ahora tenemos la ventana de internet que te da acceso a información en el mundo entero.

En este sentido, el sistema educativo actual debería combinar la teoría con la práctica. Es decir, los niños no solo tendrían que ir a la escuela a aprender teorías sino también a poner en practica lo que aprenden en diferentes contextos.

Esto quiere decir que, desde tu ordenador no puedes ver la realidad. No puedes estar todo el tiempo generando ideas, debes parar de vez en cuando y analizar lo que estás haciendo. En otras palabras, hay que intercalar momentos en el aula y momentos de práctica. Recordemos que, antes se aprendía por medio de la observación.

Un ejemplo positivo de enseñanza en España es el ejército español, es famoso porque se preocupa por la calidad de su alimentación. Un miembro del ejército español se detiene y disfruta de su comida. La comida aparte de mantenernos vivos, nutre nuestros sentidos y desde allí, se desarrolla la parte proyectiva amarilla que es necesaria para ser un buen soldado, y para que sus cinco sentidos estén preparados para reaccionar a situaciones imprevistas. ¡impresionante!.

TransCulturality: ¿tienes algún modelo de enseñanza de otro país en el que te has basado, aparte de tu propia metodología?

Mi sistema referente es el finlandés porque se basa en la enseñanza personalizada ya que respeta el ritmo de aprendizaje de cada niño. Allí, primero se trabaja la parte emocional. Ellos son conscientes de que de los 0 a los 7 años, la parte izquierda de nuestro cerebro no está preparada para determinado tipo de aprendizaje. Un niño puede aprender a hablar muchos idiomas, pero no puede escribirlos. Un sistema educativo que promueve el aprendizaje de la escritura antes de los cinco años, produce el sufrimiento. Y, los niños asocian el aprendizaje con el sufrimiento en lugar de la diversión. Nuestro cerebro viene preparado para conectar con las ondas que emiten la naturaleza y los animales. De allí que, los niños aprendan mejor fuera del aula, como hace el sistema finlandés.

TransCulturality: ¿En qué cuadrante debe estar un líder en la actualidad?

Elena: antes el liderazgo se basaba en dar ordenes y si tú eras subordinado tenías que obedecer. Un líder tenía que tener mayor dotación de azul y verde. La inteligencia artificial es una realidad innegable que está contribuyendo a que prescindamos de algunos líderes.

Una máquina bien preparada puede funcionar en azul o en verde. Sin embargo, aún no se ha podido inventar el hemisferio derecho en un robot. En el campo de la inteligencia artificial aún estamos en el verde.

Para responder a tu pregunta diría que los líderes necesitan conectar para sacar lo mejor de las personas en el cuadrante rojo y desde allí, se enciende el amarillo.

TransCulturality: Elena, para ir terminando: ¿Cuál es el público objetivo de tu libro?

Elena: El libro está hecho para el lector, no para la escuela, ni la empresa.

Cada lector puede aplicarlo a su ámbito de trabajo. Por ejemplo, a un empresario le puede ayudar a comprender que en la empresa, potenciar solo el cuadrante amarillo no ayuda a sus empleados a generar tantas ideas porque una pequeña idea de un empleado solo genera un estímulo.

También, es necesario potenciar el cuadrante rojo porque si yo no conecto con mis compañeros me aíslo y no genero ideas en equipo. Steve Jobs perdió su conexión con su entorno cuando se introdujo en el cuadrante azul. ¡Él necesitaba mentes muy corticales! Jobs, sacó lo mejor de él cuando entendió que las personas necesitan del rojo para hacer conexiones. Desde el rojo se dispara el amarillo y como consecuencia, se le pueden sacar mejores resultados al cuadrante azul.

TransCulturality: Elena, ¿Nos invitas a la presentación de tu libro?

Elena: por su puesto que sí. Desde CoEquipo y la Fundación de la UAM os invitamos el próximo jueves 11 de abril a las 19:00 horas. Será en la Casa Encendida, Ronda de Valencia, 2. ¡Os esperamos!

TransCulturality: Elena, aparte de tu libro: ¿Nos recomiendas alguna lectura que esté relacionada con todo lo que has comentado?

Elena: Os recomiendo leer la carta que Albert Einstein escribió a su hija. Para ser genio se valió del cuadrante azul y amarillo pero no tocó la parte límbica. Einstein conoció la teoría del amor, pero no la practicó.

TransCulturality: Elena, muchísimas gracias por tu esfuerzo en la elaboración de este libro. Los cuadrantes cerebrales que has abordado de forma tan resuelta, son una guía muy pedagógica para comprender el comportamiento de las personas con diferentes sesgos culturales. Sin duda has trazado una metodología muy enriquecedora en el área de conocimiento aportando herramientas fundamentales para conocer nuestra propia cultura y la de las personas que nos rodean.

Elena: ¡Muchas gracias a vosotros! Me siento muy alineada con vuestro trabajo porque tanto TransCulturality como Coequipo utilizan metodologías que integran en lugar de dividir.

Agradecimientos especiales:

Eduardo de Souza Laureano, psicólogo experto en marketing y colaborador de TransCulturality por contactar con Elena Martínez del Hoyo Vázquez.

Cafetería Sicilioso, por permitirnos realizar la entrevista.

 Mercedes Valladares Pineda

Psicóloga Experta en Coaching TransCultural

 

WhatsApp chat