What’s up in your birthday?

Inicio / Diversidad / What’s up in your birthday?
El what’s up la manera más habitual para desear feliz cumpleaños.

“Felicitaciones virtuales”

 El 25 de diciembre de 2006 me encontraba en Barcelona, concretamente en el histórico barrio de Sants. Mi amiga RE compañera de viaje soportó con resignada complacencia las llamadas telefónicas que yo recibía por mi cumpleaños.

 La voz me cambiaba dependiendo de la persona que estaba al otro lado del móvil. En algunos momentos estaba serena y en otros, me temblaba por la emoción. Si no me equivoco, en aquel año el whatsapp no había hecho su aparición en nuestra vida. 

 ¿Por qué le damos tanta importancia a nuestro cumpleaños?

 Aunque todos los días cumplimos años, le damos mayor importancia a la fecha exacta de nuestro nacimiento porque es un punto de inflexión en nuestra vida que nos hace recapitular y hacer balance. Nuestro cumpleaños nos ofrece también la oportunidad de hacer algunos cambios para mejorar aspectos que no nos gustan.

Cada cultura tiene un modo especial de celebrar los cumpleaños. Hay algunos países en los que no se celebra, en Arabia Saudita se considera que esta costumbre es una “innovación religiosa” que no debe seguirse. En otros como Vietnam, se festeja el cumpleaños de cada persona en conjunto durante las celebraciones del año nuevo, “una nueva vida comienza para todos con el inicio del año”.

 A simple vista, felicitar a una persona el día de su cumpleaños es una señal de buena educación. Y a un nivel más profundo,  lo que queremos transmitirle es que nos importa y que de alguna manera de forma presencial o a distancia compartimos con ella ese día especial.

 Algunas personas manifiestan abiertamente su incomodidad al recibir felicitaciones virtuales. Alegan que, no son sinceras porque son una consecuencia de los recordatorios que recibimos a través de las redes sociales.

 Hoy en día, las felicitaciones “virtuales” se han internacionalizado con independencia de nuestra cultura y nuestra procedencia y de que residamos lejos o en la misma ciudad del homenajeado.

En mi caso, recibí mensajes de personas de diferentes continentes y con muchas de ellas, solo he mantenido contacto virtual.  

 ¡Ha llovido mucho desde el 2006!

 Un amigo me felicitó las navidades por teléfono el 24 de diciembre y con toda la sinceridad que le caracteriza me preguntó: “¿Mercedes hace falta que también te llame mañana?”. Le contesté que era una elección personal. Echaba de menos a otro y le escribí: “Oye, que hoy es mi cumpleaños, llámame”. Otros, me mandaron canciones el día anterior…

 El pasado martes 25 de diciembre de 2018 solamente recibí la llamada de mis padres, el resto de felicitaciones las recibí durante el trayecto en tren de Santander hacia Madrid. Mi whatsapp y las redes sociales me avisaban que tenía mensajes nuevos. ¡No sentí el trayecto de casi 5 horas!

 Me di cuenta de que con el paso de los años recibo más felicitaciones que en el pasado pero que pocas son de viva voz.

 La llegada de las nuevas tecnologías ha hecho que las costumbres traspasen fronteras y países.  Y la flexibilidad, es el antídoto ideal para adaptarnos a todos estos cambios.

 Amigos y amigas

¡Muchas gracias por vuestras felicitaciones! 

Mercedes Valladares Pineda

Directora de TransCulturality

 

WhatsApp chat